AMISTADES A PRIMERA VISTA

Hay amores a primera vista y creo que también hay amistades a primera vista. Hay quien se enamora de una persona tras años de conocerse y amistades que se fraguan a lo largo de años. Un día cualquiera, un café, un correo electrónico, un mensaje... y sabes que ya no vas a estar sola; vas a tener compañía. Se acabó la oscuridad.

Conchi fue un ejemplo del primer caso. Hola y adiós en el ascensor, algunos mimos a los niños, seguimiento de embarazos, cierta preocupación por la salud y al cabo de un par de años, en una cabalgata de Reyes decidimos comenzar a quedar para tomar algo por las mañanas. En poco tiempo la complicidad fue en aumento y al poco tiempo reíamos y llorábamos juntas.

El caso de amistad a primera vista fue el de Ana "Beluchi". Una quedada en el parque, una tarde de charla mientras los niños jugaban. Un cruce casual a la entrada del colegio, un café en septiembre y ya. Las dos juntas y con nosotras Barbie, Cindy, Xaron, Odry, Charline... y ya no estuve sola!!!

No sé si es un sueño. Durará lo que dure y estará bien. Si es un sueño es bonito. Y si es realidad será un premio por llegar a la meta después de una larga carrera. La vida no podía ser más asquerosa conmigo. No podía negarme una de las cosas que más necesitaba. Necesito más. Necesito salud y se me está negando. Necesito amor y cuesta mantenerlo a flote. Necesito ver crecer a Héctor y no sé si lo voy a conseguir. Pero también necesitaba amigas. Amigas como las que se me han quedado en Madrid, Sevilla o Málaga. Aún no me lo creo, y por eso me emocionó tanto que el viernes pasado, de copas, me cantaran una canción y me abrazaran. Estoy tan metida en mis propios problemas que no me doy cuenta de que hay gente a mi alrededor que me quiere.

No quiero ver mi futuro en una bola de cristal, no quiero ver una realidad triste. Sólo quiero ver cómo me hago mayor, con lo bueno y malo que ello conlleva. Y  el fin... ya veremos como será.


No hay comentarios:

Publicar un comentario